La fisioterapia pediátrica ¿una casualidad?

Y no sabes cómo, pero…Te sumerges en ella…¿casualidad o elección?

En mi caso, la fisioterapia llegó a mi vida por casualidad. Tienes 18 años y te ves en la necesidad de elegir lo que vas a ser el resto de tu vida. ¿Te sientes preparad@? Yo no lo estaba. Quizá tú sí!

Yo veía mi vida entre moléculas, fórmulas y microscopios…pues sí! Quería ser bioquímica, introducirme en un mundo de investigación y descubrimiento. Pero, antes la bioquímica no era una carrera. Tenía que hacer 3 cursos de otra carrera y luego continuar con Bioquímica. Por ello, decidí empezar Medicina.

Y recuerdo mi primer día…Un día de nervios e inquietudes, realmente un día de desorientación porque no sabes encontrarte a ti misma entre tanta multitud. Comienzas a buscar tu sitio, pero no lo hallas, miras a un lado y otro y sigues sin encontrar respuesta. O tal vez sí. Quizá eran señales de querer escapar de aquella situación en la que no sientes que eres tú. Pues sí! Realmente no era mi lugar. ¿ por qué? Pues porque no sentía que pudiera aportar de mi. No me sentía identificada con aquellas personas que buscaban su sueño.

¿Cuál era mi sueño? Me sentía perdida, decepcionada…con ganas de correr hacia otro destino. Pero…¿dónde estaba? Qué vacío más grande! Hasta que llegaste tú y me llenaste cada hueco sin sentido.

Tras varios choques, me encontré contigo y sin saber tu significado, aposté por introducirte en mi vida y la llenaste de magia, esa que no encontraba. Eras tú, la Fisioterapia.

Y terminé de la mano de una carrera que me llevó a hacer de ella mi manera de vivir. Porque no solamente es trabajo, es dedicación, lucha y vida.

Pero el final es nada más que el inicio de una búsqueda de aquello que quieres hacer y para mi, era la PEDIATRÍA. No sé el porqué, pero en los niños vi la ilusión y la fortaleza de mi ser. Fue en ese momento cuando descubrí que había elegido correctamente y que la casualidad es el destino y que si aparece es porque te da la oportunidad de abrazarte a él.

Yo me abracé a las FAMILIAS y a los NIÑOS, a construir un camino juntos hacia un objetivo común: la satisfacción.

Y aunque a veces creas que los sueños y objetivos no llegan es que sólo tardan en llegar y pese a que la espera es larga, merece la pena levantarse una y otra vez y volver a intentarlo, porque sea casualidad o destino, sea miedo o valor, es tu camino y el camino de muchos niños y familias que te siguen y que te esperan.

Gracias por llegar a mi y por llenarme de momentos únicos, construidos desde el esfuerzo y la dedicación. Porque por ti es también por mi.

No sólo se sueña dormido, vive tus sueños!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s