Carta para mi pequeña "Fisioterauta"

Tardes de relexión…, de pensamientos sobre lo que haces y hasta dónde o hacia quién puede llegar.

¿Alguna vez te has planteado lo que transmites de la fisioterapia pediátrica y cómo influye en los demás?

Yo nunca pensé en que mis actuaciones dentro del ámbito de la pediatría tuvieran un significado importante en determinadas personas, familias, niños o profesionales. Es así, que puedes imaginar que tu actuación puede mejorar la forma de valorar, intervenir e incluso cambiar el razonamiento hacia una intervención y optimizar el funcionamiento de niños y familias.

Pero, nunca creí que mis actos llegaran a aquella personita de 3 años de ojos expresivos, hasta que un día te dicen “yo de mayor quiero ser fisioterauta de niños como tú”. Esa palabra todavía sin pronunciarse bien, sin saber quizá el significado de la misma, pero siendo afirmativa en ello.

En ese momento, lo tomé a gracia, sin más. Pero el tiempo pasa y ahora son 5 años y medio y la palabra cambia a Fisioterapeuta como tú y sigue estando presente el querer volar hacia ese rol. Puede ser que mañana cambié o tal vez no…Pero, a día de hoy tengo que agradecerle sus palabras y su admiración porque quiere decir que lo que le llega de la Fisioterapia pediátrica es ilusión, motivación, ganas de superación, satisfacción, magia, esfuerzo, lucha y continuidad… querer volar alto y saber que “QUIENQUIEREPUEDE”.

Estas reflexiones te llenan de energía para seguir apostando por el trabajo deseado, por dar calidad y lo mejor de uno mismo a las familias y niños. Porque ella comprende cuando hay curso, cuando no paras de escribir en el ordenador, cuando estás con las familias que es no solo trabajo, si no compartir con familias, niños y profesionales lo mejor de tu profesionalidad y humanidad para llegar al objetivo.

Porque a esta edad, sabe que hay todos somos diferentes y que los niños tienen diversas capacidades y que pueden necesitar de un Fisioterapeuta en su vida, porque eso también es típico y funcional, porque cada uno tenemos una condición de vida y entenderlo hace que sea más fácil conseguir los sueños.

Quizá “la palabra Fisioterauta” se quede en el recuerdo de su infancia, pero a mi me ha servido para darme cuenta de que cuando se trabaja con amor y dedicación se llega a todos los públicos y esa es nuestra mejor recompensa.

Que estas palabras lleguen a todos los fisioterapeutas pediátricos para que sepamos que nuestros actos no quedan en el olvido y que pensamos que influimos únicamente en nuestro trabajo, pero desde nuestro entorno más cercano también proyectamos nuestra pasión.

Esta carta la quiero firmar como “tía de una fisioterauta pediátrica” que me ha hecho vivir momentos inolvidables.

Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s